recibe mail de nuestra aventura

miércoles, 29 de febrero de 2012

Cuando 5 elemtos no son suficientes

Diario de Padan

28 de febrero, en alguna parte entre Chulilla y Villar del Arzobispo

El aire lo tenemos a favor, y sin embargo no avanzamos, el sol brilla, pero no calienta, las montañas son altas, pero no dan sombra...los rios llevan agua, pero no sacian la sed...

Esa básicamente es la sensación en el día de hoy, día bello, donde los 5 elementos nos mimaron hasta casi llevarnos en volandas a un bosque donde, por lo habitual, tendríamos motivos para conmemorar nuestra dicha. Pero no es así.

Manu lleva con este 2 días de fiebre, y débil, muy débil. Ha cogido un virus estomacal parece, y, por lo visto, le consume las energias. Aun así, esta mañana recogimos tal cual manda la rutina, y después del café emprendimos la marcha, marcha de tan solo 21 km por una buena comarcal, pero a la vez marcha que lo ha ido consumiendo a cada paso. Los últimos 3 km los hizo agarrado cual Cid Campeador contra las hordas Sarracenas. Y hablando de historia, cabe mencionar que el viajero que se lo toma con calma por estos lares, notará enseguida que sus habitantes no tienen acento valenciano, es un acento diferente, y eso se debe a que, durante siglos, toda la comarca estuvo bajo la corona de Aragón, y de ahí la peculiaridad de su deje.

Hoy Manu ha hecho arrojo de fuerza y mucho coraje, pues, sin duda, su color esta mañana no apuntaba que pudiera siquiera mantenerse en la montura. Hemos llegado a una buena zona de acampada a las 15:30, y si de como un interruptor se tratara, se ha quedado dormido.

Quizá fue por el agua "sospechosa" que tuvimos que beber, no lo se, pero lo cierto es que a a partir de mañana echamos hacia el final de la provincia de Valencia y entramos a Castellón por zona montañosa, más o menos por la sierra del Toro y, por extensión la de Javalambre, las cuales son, por así decirlo, los últimos coletazos de nuestro hermoso sistema ibérico, donde, si no estamos al 100% de energia, fuerza y ánimo, el peaje a pagar puede ser caro, muy caro.

De momento hoy estamos aqui, y lo cierto es que se trata de un oasis, pues, hoy sudé abundantemente por primera vez en el viaje, Padan amaneció con la grupa y la cruz algo hinchada, asi que decidí andar a su lado toda la etapa y, lo cierto, es que ahora la lleva mejor.

Los caballos están ahora en el cauce seco de un rio de donde los sacaré antes que anochezca, tienen buena hierba y les he hecho un abrevadero para que tengan agua a discreción. Es un día raro este, llevamos bastante más de 300 km, estamos a 3 o 4 dias de rebasar la bella provincia de Valencia, con algo más de 3 semanas de viaje, queda atrás Ulea..."La niña de los almendros"... mis más conocidos... se me antoja lejano, y sin embargo tengo cada paso de este camino tan presente como si fuera el siguiente.

Manu lleva 2 días demostrándome que está hecho de una pasta especial, pues a pesar de su fiebre, no ha dejado pasar un solo plano que estimara digno, o de intercambiar palabras con quien las pedía. No podría tener un servidor mejores compañeros de viaje que él, su montura, y mi fiel Padan...

Rubén Gama Velasco

No hay comentarios:

Publicar un comentario