recibe mail de nuestra aventura

lunes, 12 de marzo de 2012

Cabalgando despiertos por caminos soñados

11 de Marzo

Morella, Castellón de la Plana

Diario de Viento:
Escribo mi historia, ahora que mis días se han convertido en un camino, ahora que soy la canción que me gustaría escuchar, ahora que me parezco a la foto que me gustaría ver, ahora que puedo oler aquel recuerdo que siempre quise recuperar. En este momento es cuando siento, recorriendo las calles de un bello pueblo amurallado llamado Morella, que el viaje llega a su mitad y vemos que dejampos tanto atrás y tenemos tantas ganas de ver que hay más allá, esa mágica incertidumbre que llevó a locos, a soñadores, exploradores y aventureros a descubrir islas, lagos, montañas y continentes además de a sí mismos.

Juan Polo y Santiago

Esta ha sido una semana díficil en cuanto a caminos pero la mejor, hasta ahora, en historias, lugares, momentos y paisajes:

Trás dejar Zucaina y llegar a Villahermosa del Río ,por la cual cruza el río Villahermosa, hicimos noche y nos dirigimos por un paso de montaña increiblemente díficil y a la vez bonito que nos hizo recorrer siempre en ascensión una sucesión de desfiladeros, pasos de río y subidas de roca en dirección a Penyagolosa el pico más alto de la comunidad valenciana con 1.814 metros. A esa altitud la nieve nos recibió, con sol y aire frío y al llegar al ermitorio de Sant Joan de Penyagolosa dos verdaderos jinetes, Santiago y Juan Polo, ahora hermanos de viaje, camino, días en los que nos alcanzó la noche y madrugadas en las que esperamos hasta el alba. Con ellos y sus monturas, Venus y Huracán,estuvimos cuatro inolvidables días en ruta, la imagen me provocaba un humilde orgullo a la vez que una extraña melancolía por algo que nunca había vivido. Desde el ermitorio de Penyagolosa nos dirigimos ,atravesando las montañas, hacia el pueblo de La virgen de la estrella, situado en un enclave lleno de magia entre montañas y junto a un río. Allí conocimos a sus guardianes y únicos habitantes, Sinforosa y Martín, una pareja de ancianos más jóvenes que nosotros, bastante conocidos ya que incluso aparecieron en el programa de Cuarto Milenio, y es que como periodista he de decir que allí se encontraban todos los ingredientes para el misterio; una antigüa riada arrasó 16 casas y provocó muchas muertes, una pareja de personas mayores como únicos habitantes, miles de gatos en un pueblo aislado sin cobertura al pie de montañas...de película vamos pero hay que decir que el único misterio vivido fué como nos acogieron y como cuatro hombres hechos y derechos se sintieron en casa en un lugar perdido en medio de las tierras de Castellón. Con ellos compartimos mesa, historias y la primera paella en toda la comunidad valenciana cortesía de los tíos de Juan, que les agradecemos con el corazón.

NOCHE EN CASTELLFORT

Partimos de La Estrella rumbo a un largo día de ruta con un fuerte viento que fué nuestro compañero, recorrimos lo alto de montañas junto a modernos gigantes(molinos eólicos) y acampamos en una finca pasado el pueblo de Castellfort, mientras cenabamos a bajo cero en la oscuridad de nuestro campamento veíamos iluminado a lo lejos el castillo de Morella, objetivo deseado por todos y en silencio;

-Soñado por un joven jinete, policía y ante todo un verdadero amigo y un hombre con increíbles valores que sueña con llegar al castillo en su montura desde que era un niño

-Soñado por un abuelo con la fuerza de varios hombres que hizo que todos olvidaramos que entre su caballo huracán y él sumaban casi siete decadas(y el animal solo cuenta con siete años de edad) que con sus historias y su coleta blanca iluminó el camino.

-Soñado para un hidalgo valiente y duro como ninguno que inspira a hombres, hace escribir historias, hace nazcan reportajes y documentales e intuyo que vivirá para siempre en el recuerdo de estos caminos y estos viajes.

-Soñado para un contador de historias que ha decidido vivirlas y contaroslas y que tiene tantos sueños que se siente inmortal pues no puede morir antes de cumplirlos o al menos intentarlo.

La llegada a Morella fué uno de los momentos más bellos y fuertes de imagen, felicidad y fuerza que he vivido jamás....pero esa es otra historia que os contaremos en la próxima entrada.

Un saludo a todos y recordad que vive más el que sueña

Manu Reyes López-Guevara

No hay comentarios:

Publicar un comentario